“¡ NO QUIERO IR AL COLE!”

Los que trabajamos en el ámbito de la educación infantil coincidimos resignados en que estos meses (septiembre y octubre) son “los de los llantos” y nos disponemos pacientemente a pasar a través de ellos del modo más beneficioso para nuestros alumnos y menos perjudicial para nuestros nervios, que todavía queda mucho curso.

El comienzo del cole y del resto de las actividades extra – escolares suele venir acompañado tanto de las reacciones de los niños, llantinas, pataletas e incluso, en ocasiones, algún que otro catarro; como de las angustias de los papis, que nos vemos en la tesitura de dejar abandonados a nuestros retoños en manos de unos desconocidos despiadados que vaya usted a saber cómo van a tratarles (snif, tal vez nos hemos puesto un poco dramáticos, pero es algo así)

Sin embargo, la cosa no tiene por qué ser tan dura. Lo primero es que es normal que el niño plantee sus desacuerdos ¿o es que tú vuelves tan contento al trabajo después de un mes sin corbatas, horarios, prisas, etc.? Así que lo menos que puedes hacer es comprenderle (ojo ¡NO COMPADECERTE!) También es normal que, tras los primeros días de cole, los más pequeños nos vengan con mocos, fiebre, etc. En parte este desacuerdo se manifiesta así y en parte pasan a estar en contacto con muchas más personas lo que fomenta los contagios. En cualquier caso no debemos alarmarnos demasiado por ello si no darle la justa atención.

Buena parte de los miedos y desacuerdos con los primeros días de cole vienen provocados por la falta de información que le proporcionamos al niño respecto a lo que va a pasar. Hace poco un amigo me comentaba que su hija de tres años había empezado el cole tan contenta pero que los problemas vinieron el segundo día pues ella argumentaba al negarse a ir de nuevo que “ya fui ayer” Para ella el cole era algo donde se iba un día, se aprendía lo que fuese ¡y a otra cosa!

Para vencer esto es muy bueno poder visitar con los niños, con antelación las instalaciones y a las personas del colegio o escuela. Hacer juegos en los que se represente que se va al cole, que se va en la ruta, que se está en el comedor. Hablarles mucho sobre lo que va a pasar les dará mucha más seguridad.

Una de las principales razones de ser de la mayoría de nuestras actividades es que dan al niño y a sus padres la oportunidad de irse adentrando gradualmente y sin grandes “traumas” en la actividad escolar con todo lo que esto conlleva de nuevas relaciones con otros niños y adultos, nuevos espacios, nuevas normas, nuevos materiales…

Es por esto (entre otras muchas cosas) por lo que recomendamos a los papás que traigan a sus niños a actividades como la gimnasia para bebés, actividad acuática, etc. Y precisamente con este espíritu nace una nueva actividad que os queremos presentar en las próximas páginas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: